Qué hacer en Tandil si viajás con mascota

Tandil nos encantó. Primero, porque es una ciudad amplia, pujante y vibrante. Llena de negocios, lugares gastronómicos y miles de cosas para hacer.

La sentimos como una ciudad accesible, con un montón de parques y atracciones para disfrutar en pareja o en familia.

De verdad, no hay forma en que los humanos se aburran. Nosotros no nos aburrimos y eso que de los 4 días que estuvimos, 3 estuvieron más bien nublados y lluviosos.

Pero… ¿Qué sucede con los perritos?

¿Tandil es una ciudad para visitar con perros?

En este artículo te lo contamos y te aseguro que te vas a sorprender!

Notita para leer:

En este artículo no te vamos a contar cómo llegar a cada lugar, para eso está Google Maps. Tampoco te vamos a llenar de datos sobre los lugares que conocimos, porque ya hay mil cosas escritas sobre cada una de ellas.

Pero sí queremos contarte nuestra experiencia, nuestra percepción y cómo sentimos los lugares para que te animes a visitarlos y pasarla bien con o sin mascotas.

Negocios en Tandil que aceptan perros

¡La mayoría en los que estuvimos aceptan mascotas!

Incluso hubo uno que nos sorprendió:

Mercado Artesanal en el Lago del Fuerte

Dando la vuelta al dique y a metros de donde estacionamos el motorhome está el paseo de artesanos. Abre solo sábados y domingos.

Allí reciben con más amor a los perritos que a los humanos. Chiste, chiste.

Pero lo cierto es que Almond causó sensación.

En el mercado hay productos y artesanías muy originales y de buena calidad. Y los artesanos y las artesanas son unos amores de personas que nos trataron requetebien.

Negocio de artesanías en el Monte Calvario, Tandil

Un lugar llenísimo de cositas lindas. Nos compramos unos imanes hermosos pero nos hubiéramos llevado medio negocio. Lo mejor, las personas que lo atienden son muy amables y quedaron encantadas con Almond, que se portó como una reina.

Época de Quesos

Qué hacer en Tandil y con perros - Época de quesos

Entrar a este lugar con un perro es casi impensado.

Pero sí, para sorpresa de todos, aceptan mascotas.

Es una de las casas más antiguas de Tandil y tiene la particularidad de ser la única esquina en toda la ciudad que termina en ángulo y no en ochava.

Hay quesos de todos los tipos, fiambres de los más variados y una ambientación que es un viaje a una pulpería del siglo XIX.

Es de esos lugares de donde no querés irte nunca más.

Paseos para hacer con perros en Tandil

Todos, pero todos los lugares que visitamos en Tandil son pet friendly.

Lago del Fuerte

La caminata alrededor del Lago del Fuerte es ideal para humanos y perros en cualquier momento del día.

Nosotros caminamos a la mañana temprano y nos encantó ver varias clases de patitos que conviven juntos en el lago a solo unos metros de distancia.

Lo que más le gustó a Almond fue mojarse las patitas en el agua y, si era por ella, se hubiera puesto a correr a todos los patos hasta el medio del lago. Otros perros lo hacían. Pero ella no porque es una señorita. 😄

A la noche, el lago se prende de luces y sobre todo en Navidad. Tuvimos la suerte de ver un arbolito iluminado en el medio del lago.

Dique del Fuerte

El dique es otro lugar para caminar con perritos, eso sí, siempre atados por las dudas, y más si son perros grandes, ya que las paredes del dique no son muy altas: pueden ponerse ansiosos y dar un salto al vacío para ver qué hay del otro lado. ¡Cuidado!

Desde el paredón del dique se ve todo el lago, ideal para sacarse muchas fotos.

Piedra Movediza de Tandil

Para llegar a la Piedra Movediza (la réplica ya que la original se cayó en 1912) hay que subir 360 y pico escalones de piedra entre rocas gigantes. Vale la pena pues la vista de la ciudad hacia un lado y hacia las sierras del otro son es-pec-ta-cu-la-res.

Almond subió las escaleras como una campeona. Al principio la dejamos andar suelta pero en la cima ya le pusimos su correa porque es un lugar muy alto y ella es super curiosa.

Al lado de la piedra movediza hay un deck con tablas y los espacios entre las mismas son bastante anchos. Las patitas de Almod se metían por ahí y le dificultaban un poco su andar. Tuvimos que alzarla.

Tené cuidado si vas con perros medianos porque pueden pasarla un poquito mal.

Las Cavas

Es un paraíso oculto que solo conocen los locales.

No muy lejos de la Piedra Movediza están Las Cavas: son excavaciones mineras que quedaron en desuso y el tiempo fue llenando de agua y de vegetación hasta convertirlas en una especie de balneario.

Dejás el auto en la ruta, caminás unos 200 metros y ahí están. ¡Son increíbles!

Eso sí, los perritos pueden ir sueltos en el sendero, pero cuando llegás a Las Cavas es mejor que vayan con correa pues hay zonas de precipicio que dan directo al lago. Riesgosas tanto para humanos como para mascotas.

La plaza

Qué hacer en Tandil y con perros - La plaza

Como nos gusta hacer siempre: ir a la plaza, ver la iglesia principal, la municipalidad y sacar lindas fotos.

Sentimos que las plazas principales son el corazón de cualquier ciudad, pueblo o villa que visitamos. ¡Pues ahí se originó todo!

Almond anduvo suelta todo el tiempo excepto cuando nos acercábamos a la calle. Ahí, muy a pesar suyo, sale correa.

La Cascada de Tandil

Qué hacer en Tandil y con perros - La Cascada

Está en la ladera sur de la Sierra de las Ánimas, a 6 kilómetros del centro de la Ciudad de Tandil.

Dicen que está ubicada en tierra privada y por eso hay que cruzar algunos cercos. Los locales van igual. Es bueno saberlo para cuidar doblemente el predio.

Desde el estacionamiento hasta la cascada hay unos 500 metros de dificultad verdaderamente baja apto para humanos de todas las edades y para perritos de todos los tamaños.

Ahora si querés escalar hasta el origen de la cascada, ahí la cosa se complica principalmente para peludos no entrenados.

Nosotros decidimos quedarnos abajo y tomar unos mates disfrutando del ronroneo del agua. Almond, por suerte, aprovechó para dormirse una siesta.

El Castillo de Morisco, Tandil

Qué hacer en Tandil y con perros - El Castillo de Morisco

Nuestra recomendación: ir con unos mates a la nochecita para ver la hora mágica y contemplar cómo la ciudad se va encendiendo cual cajita de piedras brillantes.

Los perritos pueden andar a gusto y piaccere pero siempre atados, pues el mirador es alto y pueden caerse. Además siempre hay autos circulando.

En el castillo hay una confitería que cierra los martes. ¿Cuándo fuimos nosotros? Un martes. Por eso no pudimos probarlo ni saber si es pet friendly.

Parque El Origen

Qué hacer en Tandil y con perros - Parque El Origen

¡Está genial!

Es uno de los parques más nuevos de Tandil.

Está lleno de réplicas de dinosaurios construidas en acero por herreros locales. Están tan bien emplazados que si activas un poquito la imaginación, podés verlos recorriendo ese mismo lugar hace cientos de millones de años.

Soltamos a Almond sin preocupaciones para que recorra y olfatee todo a su ritmo.

Entonces… ¿Es Tandil una ciudad para visitar con mascotas?

Mil veces sí, es super pet friendly.

Al menos esa fue nuestra percepción ya que en ninguno de los lugares en los que estuvimos nos negaron la presencia de Almond.

Solo decidimos no bajarla en aquellos lugares en los que nosotros mismos pensamos que ella la pasaría mal y se estresaría mucho. O cuando ya estaba muy cansada y preferimos dejarla durmiendo tranquilita dentro del vehículo (obvio que a la sombra, con la claraboya abierta y con su agüita).

Contanos…

¿Cuál es tu experiencia viajando con mascotas?

¿Alguna vez visitaste Tandil?

¿También te pareció pet friendly?

¿Qué te pareció? Dejanos tu comentario